¿Quién sabe dónde?

Hoy en día, cuando tenemos que conocer a alguien por trabajo, ya sea un futuro cliente, posible proveedor o a un entrevistador o entrevistado para cualquier puesto de trabajo, lo primero que hacemos o deberíamos hacer es investigar a esta persona.

La metodología que la mayoría empleamos o deberíamos emplear es buscar información en Linkedin o en Google.

La información del Linkedin es menos fiable ya que es controlada por el emisor. Es por ello que es mejor buscar a la persona con la que nos vamos a comunicar en google u otro buscador.

Podemos encontrarnos con dos opciones: que aparezca en el mundo 2.0 o que simplemente no exista.

Si no existe, puede ser debido a dos cosas: que nuestro público objetivo no existe o no es nadie a nivel profesional (por lo tanto quizás no debería mostrarnos demasiado respeto) o que haya decidido no estar presente en el mundo digital por privacidad.

Si por el contrario está presente, habrá dos opciones igualmente: que esté bien posicionado o mal posicionado.

¿Qué es el posicionamiento?

El lugar que ocupa una marca en la mente del consumidor, definido por medio de su imagen, en relación a las marcas de la competencia.

Además el posicionamiento nos ayuda a definir cómo queremos ser percibidos por el público. Es fundamentalmente, una promesa de la marca a sus públicos objetivo, tiene que ser capaz de despertar entusiasmo y crear lealtades duraderas (promesa relevante y diferenciadora).

El posicionamiento se basa en: atributos, beneficios y valores.

Además del posicionamiento de nuestra marca personal, es importante estar bien posicionado en Internet.

¿Qué hacer para posicionarse de forma correcta en Internet?

1)   En primer lugar estudiar todas las herramientas que podemos utilizar para posicionarnos: redes sociales, web, blog, artículos en revistas digitales, etc.

2)   Definir dónde está el público objetivo al que nos vamos a dirigir.

3)   Crear una estrategia de posicionamiento: cómo me quiero posicionar (posicionamiento deseado) y dónde debo hacerlo para conseguirlo (escoger muy bien que herramientas).

4)   Construir mensajes adecuados para conseguir nuestro posicionamiento.

5)   Tener paciencia: el posicionamiento no se consigue de la noche a la mañana, a veces se tardan meses o años en conseguir nuestro posicionamiento deseado.

6)   Crear un plan de acción y llevarlo ponerlo en práctica.

7)   Seguimiento y control del éxito del plan de posicionamiento.

8)   Tests de percepción: para saber la percepción de los demás sobre el posicionamiento de nuestra marca (posicionamiento real).

Os invito a que hagáis una prueba, poner vuestro nombre y apellidos en google y podréis saber si estáis bien posicionados o no, y a continuación poner el de alguna persona que conozcáis para ver que información aparece del mismo, o si queréis podéis poner mis datos: Chal Jiménez (espero que me digáis si estoy bien posicionado o no).

Posiciónate, diferénciate, impacta en el corazón y en la mente de tu público, para que te recuerden, te amen, te odien, te compren, te recomienden, creen comunidades alrededor de tu marca, luchen por conseguirte y se sientan identificados por tu marca.

quiensabedonde

0 comentarios
  1. Luis Miguel
    Luis Miguel Dice:

    Me han encantado los consejos y trucos, con los que se puede sacar partido a muchos asuntos, volveré a leerlo todo con mucha más calma, por que merece la pena.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *